es ca en fr

Los animales más peligrosos del mundo marino

2017-02-16

El mundo acuático se caracteriza por ser un inmenso y misterioso ecosistema, en el que los seres vivos que habitan en él se funden y proporcionan un equilibrio natural sencillamente maravilloso. Dentro de este ecosistema podemos encontrar una gran cantidad de especies marinas, muchas aún desconocidas, y algunas de ellas potencialmente muy peligrosas.

 

A continuación, mostraremos algunos de los animales más peligrosos del mundo marino, bien sea por su veneno o por su voracidad.

 

1. Tiburón blanco

Al pensar en un animal marino peligroso, enseguida nos viene en mente el gran tiburón blanco (Carcharodon carcharias). Con una poderosa mandíbula provista de centenares de dientes en forma de cuchillo, es el tiburón potencialmente más peligroso, junto con el tiburón tigre (Galeocerdo cuvieri) y el tiburón toro o sarda (Carcharhinus leucas).

 

También denominado “muerte blanca” en otras épocas, el tiburón blanco es un tiburón que, sin embargo, provoca sólo unos 10 ataques mortales a lo largo del año y suelen ser por confusión. El tiburón blanco puede medir entre 5 y 6 metros (hasta 8 incluso) y su dieta, aparte de peces, también incluye leones marinos por lo que a veces confunden a algún surfista con una foca o un león marino. Sin duda es uno de los animales más peligrosos del mundo marino, pero no tanto para los humanos.

 

En L’Aquàrium de Barcelona tienes la oportunidad de bucear con tiburones y descubrir por ti mismo que los tiburones no son agresivos con los humanos.

2. Serpiente de mar

Las serpientes de mar como Laticauda colubrina, también conocidas como “cobras marinas”, son las serpientes con el veneno más potente del mundo animal, incluso más que las serpientes taipán, sus parientes terrestres.

 

Viven en las aguas de los océanos Índico y Pacífico, y se alimentan básicamente de peces, moluscos y crustáceos.

 

No suelen ser animales agresivos, ya que sólo atacan cuando se les provoca o se sienten amenazadas. Su picadura produce dolor muscular, somnolencia, visión borrosa e incluso parálisis respiratoria. Sin embargo, al tener unos dientes tan pequeños, su veneno no suele atravesar un traje de neopreno un poco grueso y llegar a nuestra piel.

 

3. Avispa de mar

Las avispas de mar, originariamente llamadas “cubozoos” son un tipo de medusas cuyas picaduras son mortales si entran en contacto con nuestra piel.

 

Un hecho llamativo es que este animal provoca más muertes que todas las especies marinas juntas, por ello es considerado como uno de los animales más peligrosos del mundo acuático.

 

Esta medusa posee el veneno más mortal del mundo, e incluso, un simple roce con nuestra piel puede provocarnos un paro cardíaco en tres minutos.

 

4. Pulpo de anillos azules

Los pulpos de anillos azules (Hapalochlaena) son del tamaño de una pelota de golf, sin embargo, portan veneno suficiente para quitar la vida a varias personas. No hay antídoto efectivo para su veneno.

 

El veneno producido por estos pulpos contiene tetrodotoxina, una neurotoxina también presente en el pez globo o en las ranas venenosas de dardo. La tetrodotoxina, unas 1200 veces más potente que el cianuro, es creada por una bacteria en las glándulas salivales del pulpo y causa parálisis motriz.

 

5. Pez globo

El pez globo, así denominado por su capacidad para hincharse de agua cuando se siente amenazado, contiene veneno en distintas partes de su cuerpo, como el hígado, la piel, las gónadas (órganos reproductores) y las vísceras. A menudo conocido con el nombre japonés Fugu, este pez contiene toxina suficiente para matar a 30 personas, aún así, en Japón es considerado una delicia. Sólo los chefs con licencia especial pueden preparar y vender fugu al público.
El pez globo es uno de los animales marinos más peligrosos del mundo
El pez globo o Fugu, es uno de los peces venenosos más conocidos.
La tetrodotoxina paraliza los músculos mientras la víctima permanece completamente consciente, hasta que finalmente muere por asfixia. Como curiosidad, se puede citar su uso como veneno utilizado en la zombificación realizada en Haití. Los chamanes la usan en pequeñas dosis para producir ese estado de sumisión, produciendo sobre el individuo grandes secuelas.

 

6. Pez león

El pez león (Pterois volitans) nos advierte de su toxicidad con su vistosa coloración que combina líneas blancas y marrones. Posee unas aletas pectorales y dorsales ampliamente desarrolladas con unas largas espinas con aspecto de pluma que le dan un aspecto parecido a los dragones chinos. Posee unas glándulas venenosas en la base de estas espinas y la picadura puede ser sumamente dolorosa.
Un pez león, potencialmente mortal por su veneno y uno de los animales peligrosos del mundo marino
El pez león, uno de los animales más peligrosos del mundo marino.

7. Pez piedra

Por último, una especie marina que se camufla a la perfección entre las rocas y de las más peligrosas del mundo marino debido a la venenosidad que lo caracteriza.

 

El pez piedra (Synanceia verrucosa), el pez más venenoso del mundo, con un veneno 200 veces más potente que el de la serpiente cobra y que afecta el sistema nervioso. Su potente veneno, unido a la gran capacidad de mimetización con el entorno submarino, supone una amenaza para todo aquel que esté cerca.

 

Su picadura puede provocar la muerte en pocas horas y si se tiene la suerte de poder evitarla, la curación puede ser muy lenta y conllevar algunos meses. Hay que tratar las heridas inmediatamente con agua caliente y con un antídoto específico que sólo se elabora en Melbourne, Australia, que neutraliza la toxina. Sin duda uno de los animales marinos más peligrosos del mundo.
Un pez piedra, posiblemente uno de los animales más venenosos del mundo
Un pez piedra camuflándose entre las rocas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar los productos o servicios ofrecidos en nuestra página web mediante el seguimiento y el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, entendemos que usted acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador o, en su caso, obtener más información en nuestra Política de cookies | OK